UPIT

Efectos de la reforma laboral en las relaciones de trabajo

Efectos de la reforma laboral en las relaciones de trabajo

Las jornadas de trabajo organizadas por la Unión Progresista de Inspectores de Trabajo en Sevilla los pasados días 20 y 21 de junio giraron en torno a las políticas de austeridad y su influencia en las relaciones laborales.

La primera ponencia corrió a cargo de nuestro compañero Juan Ignacio Marín, inspector en Barcelona y miembro del Secretariado de UPIT. Juan Ignacio abordó las modificaciones operadas en las relaciones de trabajo como consecuencia de la modificación del marco normativo en 2012 (la conocida como «reforma laboral de Rajoy»), que se pueden resumir así:

  1. Las modificaciones legislativas no han sido la causa de la limitada recuperación del empleo producida en los últimos dos años. El crecimiento económico producido se ha debido básicamente: a) a la doble decisión del BCE de comprar masivamente deuda pública y reducir los tipos de interés; y b) al descenso del precio del petróleo y de las materias primas en general. Ello ha permitido la parcial recuperación del empleo perdido en la crisis, pero nada asegura que la tendencia se mantenga.
  2. El empleo creado ha sido básicamente precario, ya temporal, ya a tiempo parcial y en muchos casos en fraude de ley. A ello se añade la proliferación de falsos autónomos. En elsector público no se han recuperado los 225.000 empleos perdidos, que representan el 9%.
  3. Las condiciones de trabajo en general han sufrido un retroceso, como muestra el crecimiento de los accidentes de trabajo en los últimos tres años, fenómeno desconocido desde hace más de diez años.
  4. El impacto negativo en los salarios, que han descendido por encima del 10% y nos sitúan en niveles 25% inferiores a la media de los países del euro,  se debe a la desarticulación de la negociación colectiva y a la pérdida de control en la inaplicación unilateral de los convenios colectivos propiciadas por la reforma legislativa.
  5. Esta pérdida del poder de negociación, que se pretende convertir en estructural en nuestro país, está en el origen de la pérdida de peso de la organizaciones sindicales representativas de los trabajadores, y que son una institución clave en nuestro sistema democrático, y de las relaciones laborales presididas hasta la fecha por el diálogo social y la negociación a nivel de empresa.
  6. Todo ello ha supuesto un impacto enorme en la capacidad recaudatoria de la Seguridad Social, ya que el incremento del empleo ha sido paralelo a un descenso en la cotización. El fraude y los bajos salarios están en el origen del problema, que amenaza la existencia de nuestro Estado social consagrado en la Constitución. El problema de nuestra Seguridad Social no está en el lado del gasto, sino en el de los ingresos.
  7. En consecuencia, es necesario revertir la situación, recuperando la articulación de los convenios colectivos, eliminando la modificación unilateral de las condiciones de trabajo por el empresario y dotando normativamente de elementos de control a la ITSS para evitar el fraude en la contratación y en el trabajo y salario no declarados.

El documento en power point con la totalidad de la ponencia de Juan Ignacio Marín puede ser consultado aquí:

Juan Ignacio Marín Arce


Algunas fotografías de la sesión:

img_8822

img_8809

img_8817

img_8800

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.